Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Fiesta del día de la tradición: Nuestra historia, nuestra identidad

El próximo jueves 17, desde las 20 horas, se realizará la tradicional celebración en la Escuela del Magisterio. Es la "Fiesta Grande" de la institución, donde se refleja su espíritu colaborativo.

15 de noviembre de 2022, 10:03.

Fiesta del día de la tradición: Nuestra historia, nuestra identidad

La Fiesta de la Tradición es un enorme proyecto institucional de la Escuela del Magisterio que ya forma parte de la identidad de nuestra institución. La historia de esta celebración se remonta a la época del Polimodal, cuando se propuso realizar un acto conmemorativo de esta fecha que incluyera danzas folklóricas.

En los años siguientes se fueron sumando el teatro y las artes visuales y entonces la fiesta comenzó a realizarse como muestra final de las áreas de lenguajes artísticos. Para que se luciera en todo su esplendor, el gran acto se trasladó a la noche, y con este cambio se agregó la iluminación.

La Fiesta de la Tradición se realizará el 17 de noviembre a las 20hs.
Después de su postergación por razones climáticas, los chicos y chicas del Magisterio junto a sus docentes, brillarán este próximo jueves.

De esta manera se fue convirtiendo en la “fiesta grande” del Glorioso, donde participa toda la comunidad escolar, ya sea actuando, danzando, tocando instrumentos, cantando, elaborando escenografía o realizando la publicidad y difusión del festejo.

Reflejo del espíritu colaborativo

La Fiesta de la Tradición es un reflejo del espíritu colaborativo de la Escuela del Magisterio que, como el símbolo del colegio lo expresa, es un inquieto hormiguero donde cotidianamente se trabaja y se construye con los aportes y la cooperación de cada uno de sus integrantes.

Después de dos años sin poder disfrutar de este evento debido a la pandemia, y en una ocasión doblemente festiva, ya que en este 2022 se conmemoran además los 75 años de nuestra querida escuela, con mucha alegría se presenta esta nueva edición de la Fiesta, denominada “El Glorioso, una historia hecha de historias”.

En esta oportunidad el guion nos invita a recorrer con las alas de la memoria las tradiciones, los símbolos, los personajes que a lo largo de estos 75 años han ido construyendo la identidad y la esencia de la Escuela del Magisterio.Como eje del relato, se presenta al personaje de El Glorioso, caracterizado como un viejo y desmemoriado profesor, que recurre permanentemente a la ayuda de sus hormiguitas para poder recordar y derrotar finalmente al peligroso Olvido, que lo acecha en cada escena.

De esta manera, se va desandando la memoria y transitando recuerdos como el de los anteriores edificios en los que funcionó la escuela; las coprogramáticas de los sábados; los inicios del coro femenino, la creación de la revista MangrulloMientras tanto van desfilando todos los actores de la comunidad educativa: profesores y alumnos, directivos, preceptores, ordenanzas, el personal de recursos humanos, el servicio de Orientación, la Cooperadora. Todas estas escenas se desarrollan con el acompañamiento de la música tradicional de nuestro país (esta vez en vivo en uno de los cuadros, por primera vez) y con el colorido del vestuario y los elementos de utilería elaborados por los chicos.

En palabras de su creadora

Estela Crivelli, ex vicedirectora de la Escuela del Magisterio, brindó sus palabras sobre el origen de la celebración en la institución.

Debo aclarar que los profesores de Lengua y Literatura de la Escuela del Magisterio siempre honramos la fecha del 10 de noviembre en conmemoración del natalicio de José Hernández, autor del “Martín Fierro”, pero se trataba de un acto sencillo en el cual se lo recordaba y a la vez se entregaban los premios a los ganadores de los concursos literarios y de dibujo.

En el año 1996 asumí la vicedirección en plena crisis con una EGB3 no resuelta (porque la escuela se hizo cargo de 8º y 9º años) y de la implementación del nivel polimodal. Jorge Luis Borges dijo: “Entre las cosas hay una de la que no se arrepiente nadie en la tierra. Esa cosa es haber sido valiente”. Hago mías sus palabras. Entre los objetivos estaban y creo que aún siguen vigentes los de: fortalecer la participación responsable de los alumnos en la vida institucional, propiciar el sentimiento de pertenencia a la escuela y especialmente incorporar a los padres para profundizar la vinculación y lograr un mutuo enriquecimiento, además de trabajar en equipo con las distintas áreas y modalidades. Todo eso se debía a la escasa asistencia de los padres y tutores a las numerosas convocatorias realizadas por la escuela y a la escasa interrelación entre las áreas.

Así, propuse a los alumnos de Comunicación que trataban la temática del patrimonio cultural en el EDI, realizar un acto donde se interrelacionaran las distintas áreas, cursos y modalidades. Partieron de un esquema básico para la escritura de un guión que discutido y aceptado se iba enriqueciendo a medida que los demás profesores y alumnos de la escuela aportaban sugerencias.

Logramos que los padres participaran (con comidas, bailes, música, maquillaje, trajes típicos). Profesores de plástica adornaron las galerías con tejidos al telar, dibujos, pinturas.  Y así fue creciendo con los años eso que empezó pequeño y humilde hasta las grandes realizaciones como “Aquelarre” de 2015, “Personajes de mi historia” de 2018 y otros maravillosos pre pandemia. Yo todavía atesoro los guiones escritos desde el 2001 hasta el 2008 y observo emocionada cómo fueron enriqueciéndose con los años.                                                                             

 

Etiquetas:
tradicion fiesta velada magisterio 75 años